Alces sueltos

Mientras caminas en un bosque finlandés puede que te sorprendas al ver o escuchar a un animal, del tamaño de un caballo, salir de entre la vegetación. Los extensos bosques finlandeses son el hogar de alrededor de 100.000 alces.

Un gran alce macho puede pesar hasta 700 kilos. Estos reyes del bosque son un espectáculo imponente, con sus enormes coronas de astas palmeadas. Pero, en general, son tímidos, fuera la época de celo en otoño.

Teniendo en cuenta su enorme tamaño, sorprendentemente rara vez se ve un alce. Por lo general, durante el día se refugian en el denso bosque y se alimentan de plantas forestales. Aparecen cuando dejan sus árboles y se aventuran a pastar en los pantanos, prados y campos durante las horas del crepúsculo cerca del amanecer y el atardecer.

Salvaje y libre

Para ser verdaderamente libre, todo lo que se necesita es la naturaleza virgen y un toque de locura en la sangre.

Salvaje y libre