La belleza del silencio

La belleza del silencio, por el fotógrafo Martti Jämsä.

La escena de los acontecimientos es nuestra casa de verano familiar, donde llevo nueve años fotografiando los veranos de mi propia familia. Durante mi infancia, la casa tenía un tejado de tejas y lámparas de aceite; ahora tiene un tejado de chapa e iluminación eléctrica. No obstante, muy poco ha cambiado; mucho sigue siendo igual. Las paredes de troncos talladas allí, las puertas bien barnizadas. Aún puedo admirar el trabajo de los carpinteros.

Eso es lo fascinante de la fotografía. El éxito es más fácil, sobre todo, gracias a la luz y la calidez del sol. Mi propia técnica fotográfica se acerca al estilo de los fotógrafos de instantáneas. Las fotos instantáneas de Polaroid representan el aspecto moderno en mis fotografías. Puedo ver inmediatamente si he tenido éxito. Aclaro las películas en una jarra con agua que he traído del lago. No siempre está limpia. Los arañazos y las marcas son de cuando los niños y yo manipulamos las películas mientras se secan en la sauna.