• De ciclismo por Saimaa

    Vistas fabulosas desde el nuevo puente de 23 m de altitud de Toijansalmi. La envergadura central del puente es la segunda mayor de Finlandia, con 120 metros, y es tan ancho como el paso que cruza.

  • El hostal Mansikka no está lejos del puente de Toijansalmi, donde encontrarás comida y bebida, además de un servicio excelente por parte del propietario belga.

  • El brumoso lago Saimaa desde el puente de Toijansalmi.

  • Saimaa apenas se desperezaba una mañana otoñal y nosotros ya estábamos sobre la bici. Vista desde el puente de Kirjamoinsalmi, a 11 metros de altitud.

  • Una ruta por la costa, que serpentea alrededor de Lappeenranta, atrae a los ciclistas. Imagen del paisaje de la costa de Sunisenselkä desde la zona del antiguo cuartel.

  • La playa de Kivisalmi y las rocas se encuentran en la frontera entre Lappeenranta y Taipalsaari. El lugar ideal para darse un respiro.

  • Hay decenas de kilómetros de rutas que siguen la costa, y cada año se incorporan más.

  • Uno de los muchos puentes de la ruta; el puente de Kirjamoin une Lappeenranta y Taipalsaari.

  • Taipalsaari es una isla, y el agua nunca está lejos. El lago Pien-Saimaa puede verse desde ambos lados del paso elevado.

  • El puente más nuevo de Taipalsaari alcanza hasta Toijansalmi, donde el puente sustituyó a un ferry con cable hace apenas unos años.

  • La iglesia de Taipalsaari está abierta a los visitantes durante el verano, y se ofrecen visitas guiadas.

  • El puente de Luukkaansalmi es el más impresionante de toda la ruta. Desde su altura de 25 m se pueden ver las enormes remesas de madera que se dirigen a los molinos de papel y, durante el verano, montones de barcos.

  • La ruta en bicicleta de Taipalsaari a Lappeenranta es una de las más hermosas de Finlandia, en cualquier época del año.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

    • I wish I was
      in Finland

      – Recibe novedades de primera mano y noticias en nuestro grupo de Facebook.

De ciclismo por Saimaa

Carelia del Sur está repleta de rutas de ciclismo de diversa longitud, que atraviesan paisajes muy variados. Saimaa, la mayor red de lagos de Finlandia, te rodea prácticamente allá donde vas, y no faltan lugares para detenerse a recuperar el aliento. Hay decenas de kilómetros de rutas de ciclismo a lo largo de la línea de costa, y se añaden más cada año.

Los carriles bici más bellos de Finlandia

El tramo de carretera que va del centro de Lappeenranta hasta la localidad de Taipalsaari es una de las rutas más populares y recomendadas de la zona. Este trecho se considera una de las diez carreteras más bonitas de Finlandia. La ruta no es especialmente larga, con tan solo 30 kilómetros de ida y vuelta, pero siempre se pueden tomar desvíos por la campiña local, si quieres un reto mayor.

El viaje comienza junto al agua

Justo al iniciar la ruta, vale la pena hacer el esfuerzo de alejarse del fabuloso olor de la fábrica de dulces y dirigirse al carril de la línea de costa y la zona del cuartel histórico. La línea de costa de Sunisenselkä forma parte del antiguo asentamiento del pueblo. Desde la costa, la ruta se une al carril bici que va a Taipalsaari.

Montones de puentes sobre Saimaa

El primer lugar perfecto para detenerse se halla a unos 7 kilómetros, cuando la ruta asciende la colina de Linnavuori, en la isla de Kuivaketvele. En un día despejado es un magnífico mirador con vistas a las cambiantes aguas del lago Saimaa. Poco después, el puente Kirjamoin es otro buen lugar para admirar el paisaje.

La ruta sigue hasta Toijansalmi, donde solía operar un ferry con cable tradicional hasta hace bastante poco; actualmente hay en su lugar un puente de 23 metros de altitud. Desde el puente, las vistas del lago se extienden en ambas direcciones. Si te apetece darte un chapuzón, este es el lugar perfecto, ya que hay una playa bajo el puente.

La posada de la fresa

A un kilómetro de Toijansalmi se encuentra el hostal Mansikka, popular entre los ciclistas. Mansikka significa “fresa”; desde luego, aquí encontrarás comida y bebida, además de un servicio excelente por parte del propietario belga.

Pronto la ruta se torna más rural. En Vehkataipale verás la estación de bombeo de agua y las esclusas por las que pasan los barcos de los lagos Pien-Saimaa a Suur-Saimaa, y viceversa. Las esclusas siguen contando con cabestrantes manuales.

Un puente más

El puente Luukkaansalmi es el más impresionante de todos los de la ruta. Con sus 25 metros de altitud, ofrece vistas de las enormes remesas de madera que se dirigen a los molinos de papel, del concurrido tráfico de barcos y, si hace buen tiempo, de uno de los campos de golf más atractivos de Finlandia.

Desde Luukkaansalmi hasta el pueblo hay otros cinco kilómetros y medio. Vale la pena continuar a orillas del agua, por la carretera de la costa que atraviesa Myllysaari y el puerto.

REGIÓN DE LOS MIL LAGOS

La región de los mil lagos cuenta con más agua que tierra. El corazón de la región es Saimaa, el mayor lago de toda Finlandia, que acoge varias ciudades en su margen y donde habita la foca anillada de Saimaa, una especie protegida.

Más