De isla a isla en Åland

Las islas de Åland son perfectas para explorar en bicicleta: las carreteras son planas, apenas hay tráfico y los puentes y los transbordadores conectan las pintorescas islas las unas a las otras.

Hace diez mil años la tierra comenzó a subir desde el fondo del mar, poco a poco, dando a luz a miles de islas ahora conocidas como las Åland. Con la mayoría de ellas deshabitadas, no hace falta mucho para sentir sensación de libertad durante una salida en bicicleta por las islas.

No es necesario ser un gran atleta para disfrutar de unas vacaciones en bicicleta en Åland, dado que las elevaciones más altas son solamente de unos 130 metros sobre el nivel del mar. De vez en cuando, las colinas suaves proporcionan un agradable cambio en el terreno plano y no te harán sudar mucho.