En la cima con el hombre de las motos de nieve

Observa con atención la forma geográfica de Finlandia y entenderás por qué la gente la llaman “La Doncella de Finlandia”.

En la punta de su dedo pulgar es el único lugar del país donde los picos se elevan a 1.000 metros sobre el nivel del mar. Ubicado en esos picos se encuentra un pequeño pueblo llamado Kilpisjärvi, hogar de aproximadamente un centenar de residentes permanentes.

Uno de ellos es el guía de motos de nieve, Jussi Rauhala, de 25 años.

Dado que la temporada de nieve en Kilpisjärvi puede durar desde finales de octubre hasta principios de junio, lo que realmente le ayuda a Jussi es ser un gran entusiasta del invierno. Como la mayoría de las personas que viven tan al norte, a él simplemente le encanta.

Con la excepcional belleza del paisaje blanco y estéril como fondo de sus excursiones diarias, no es de extrañar que así sea.