• Esquí de fondo: pasión por esquiar

    Finlandia ofrece miles de kilómetros de pistas para practicar esquí de fondo. Puedes elegir entre explorar resguardados bosques, rutas en las mesetas con hermosas vistas, pasando por pistas en lagos y mares.

  • La mayoría de la gente aprende a esquiar con bastante rapidez, y muchos se enganchan desde el primer día. No hay mejor forma de experimentar la paz y la tranquilidad de la naturaleza invernal que calzarse unos esquís y cruzar los blancos parajes naturales a tu ritmo.

  • Este tipo de refugio abierto se llama “laavu”, y se encuentra a lo largo de muchas pistas de esquí; son perfectos para reunirse con otros esquiadores y compartir consejos e historias.

  • Hay quien prefiere esquiar en zonas fuera de pista. Los terrenos más duros requieren equipamiento especial, buena mano con la madera y capacidad de orientación. Se recomienda a los exploradores más inexpertos que contraten a un guía. La experiencia es muy estimulante.

  • Las cabañas tradicionales laponas, llamadas “kota”, son lugares populares para darse un respiro de los esquís. Lo más típico que se hace dentro es disfrutar de bebidas calientes y salchichas asadas junto al fuego.

  • La mayor parte de los mil kilómetros de costa finesa se congela en invierno, por lo que se puede acceder esquiando a los archipiélagos que se hay frente a la costa.

  • Algunos insisten en penetrar en la naturaleza en solitario; puede ser muy propicio para meditar. Otros prefieren compañía con la que compartir la calma. Al margen de preferencias, lo que importa es hacerlo.

  • Divisar animales es bastante normal en una excursión de esquí. En la naturaleza invernal se puede avistar de todo: desde ardillas y conejos, hasta renos y, como aquí, gallos lira. Tampoco es extraño hallar huellas de especies menos habituales, como glotones.

  • Nieve, sol y esquís… y el mundo es tuyo.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

    • Porvoo, ciudad costera

      Porvoo, ciudad costera

      La segunda ciudad más antigua de Finlandia rebosa historia y es conocida por sus preciosos restaurantes y cafeterías.

    • I wish I was
      in Finland

      – Recibe novedades de primera mano y noticias en nuestro grupo de Facebook.

Esquí de fondo: pasión por esquiar

El esquí de fondo es algo así como un deporte nacional en Finlandia. Es adecuado para todo el mundo y muy beneficioso para el cuerpo y la mente; un precioso paisaje hace las veces de inspirador telón de fondo.

El esquí de fondo es parte de la cultura finlandesa, y prácticamente todos los fineses lo aprenden justo después de andar sus primeros pasos. Hace décadas fue un importante medio de transporte en invierno, cuando era común cruzar bosques y lagos esquiando para llegar al trabajo o a la escuela. En las comunidades más pequeñas, los niños aún van a la escuela esquiando cuando el suelo está cubierto de nieve.

fácil acceso

Hasta hoy, el esquí de fondo es accesible en toda Finlandia. Todos los municipios, desde la zona metropolitana de Helsinki hasta las remotas aldeas de Nuorgam y Kilpisjärvi, al norte de Laponia, mantienen una red de pistas de esquí, muchas de ellas iluminadas. La red más completa de pistas de Finlandia, con la friolera de 330 kilómetros, rodea la estación de esquí de Ylläs, y se puede acceder a ella andando un par de minutos desde cualquier alojamiento. En Helsinki se puede acceder a las pistas que rodean la zona metropolitana en transporte local.

alquila equipamiento y ponte a esquiar

Aprender esquí de fondo es relativamente sencillo a cualquier edad. Se puede alquilar el equipamiento básico en estaciones de esquí, empresas de safaris, tiendas deportivas y hasta en hoteles. Para empezar, prueba a caminar con los esquís ajustados; así te harás una idea de cómo te manejas. Después, pasa a deslizarte distancias cortas. Si no sientes demasiada seguridad, contrata a un instructor o pídele a un esquiador experimentado que te ayude a cogerle el tranquillo.

una larga temporada

En el sur de Finlandia, la temporada de esquí dura unos cinco meses, mientras que en Laponia, la temporada se alarga hasta siete u ocho meses. En cuanto las primeras nieves caen a finales de año, los esquiadores más entusiastas se dirigen a las pistas para practicar su deporte preferido. Otros esquían simplemente para disfrutar del aire libre, y optan por esperar hasta la primavera y el tiempo soleado. Es muy común combinar una excursión para esquiar con un picnic, o hasta con algo de pesca en el hielo. No puede faltar una bebida caliente en un termo, a menos que esquíes en las pistas más populares, en las que hacer una pausa en las cafeterías al aire libre es parte esencial de la excursión.

Silencio, por favor

En el frenético mundo moderno, aprendemos a valorar rarezas como el espacio, la tranquilidad y el tiempo. Finlandia tiene mucho de todo ello. ¿Cuándo fue la última vez que te oíste pensar?

Más
Más del directorio