72 horas en Finlandia

Te damos la bienvenida a Finlandia, un país con emoticonos propios. Te emocionarás de forma natural. Piensa en las mágicas auroras boreales en los cielos de Laponia o los interminables días del verano ártico. O pasa unos días de ocio en la campiña escuchando los sonidos del silencio solo roto por el crepitar de los leños del hogar y los cantos de los pajarillos durante las noches primaverales. Llueva o haga sol, los finlandeses disfrutan de sus barbacoas en verano y corren como locos para darse un chapuzón sin que les importe lo helada que esté el agua.

En tres días tendrás tiempo de viajar por Laponia y susurrarle tu lista de deseos a Santa Claus, cuzar el Círculo Polar Ártico y saludar a los renos. Podrás dormir en un faro y abordar alguna de las miles de islas del sendero del archipiélago o alquilar una casa rural e irte de pesca a cualquiera de los espejos de aguas azules en la región de los mil lagos. Pero no creas que estarás solo, en Finlandia hay cerca de 500.000 casa rurales, 3,2 millones de saunas y 190.000 lagos. A ello añádele la pléyade de finlandeses comiendo salchichas, bebiendo cerveza y hachando troncos para convertirlos en leña.