• Helsinki, la ciudad de la Navidad

    Luces brillantes en una cálida ciudad

    El encendido de la iluminación navideña de Aleksanterinkatu (la calle navideña por excelencia) señala que el gran día se acerca. Los escaparates se decoran para competir por el favor de los compradores. Aleksanterinkatu, una de las calles comerciales más famosas de Helsinki, es un núcleo natural para quien busca regalos.

  • El glögi caliente reconforta el alma

    El glögi es una bebida tradicional navideña hecha con vino especiado con una pizca de almendras y pasas y, cuando se puede, un chorrito de vodka. La bebida se sirve para dar la bienvenida a los visitantes navideños en hogares, fiestas de empresa, y mercados y eventos callejeros.

  • Sueños de nieve hechos realidad

    Una Navidad blanca no se puede garantizar al cien por cien en Helsinki; la probabilidad es mayor en el norte de Finlandia. Sin embargo, durante los últimos años la nieve ha sido temprana, y casi siempre cae alguna nevada durante la época navideña.

  • Un capricho anual para los niños

    La inauguración del escaparate navideño de los grandes almacenes Stockmann, en la esquina de Aleksanterinkatu con Keskuskatu, es un evento anual que los habitantes más jóvenes de Helsinki esperan con impaciencia. Las familias acuden especialmente para que los niños vean el escaparate, distinto cada año.

  • Ansias por patinar

    El Ice Park de la plaza de la estación de tren se ha convertido en una atracción popular, y su inauguración antes de Navidad contribuye al ambiente festivo. La pista de hielo, que abre cada día si el tiempo lo permite, tiene cafetería y es ideal para relajarse y hacer piruetas tras las compras navideñas.

  • Santa Lucía: celebración de la luz invernal

    La celebración del día de Santa Lucía es una tradición que mantiene viva la minoría de hablantes de sueco de Finlandia, pero la procesión de la recién coronada Lucía desde la catedral luterana es un espectáculo para todos. La celebración tiene lugar el 13 de diciembre, el día de Santa Lucía.

  • Santa Lucía es coronada

    Esta tradición sueca se remonta a la leyenda de una mártir que daba comida a los pobres. En Helsinki, la primera coronación de Lucía tuvo lugar en 1950. Hoy en día se celebra una procesión, que incluye carruaje tirado por caballos, elfos y a Santa Claus.

  • Tiernapojat: un ritual finlandés

    La tradición de Tiernapojat (literalmente “niños estrella”), que bebe de la leyenda de los Tres Reyes y el sacrificio de jóvenes varones, es representada en las calles de Helsinki por grupos de niños que esperan ganarse unas monedas. Los personajes recitan su papel en una serie de canciones.

  • El mercado de Santo Tomás

    El mercado de Santo Tomás abre sus puertas en el corazón de la ciudad las semanas previas a Navidad. Lo forman más de 120 puestos en los que se venden productos artesanales, farolillos, adornos navideños, comida y bebidas calientes. Su ambiente cordial lo convierte en un lugar ideal para comprar regalos.

  • El cálido fulgor navideño

    El resplandor de una forja ilumina la penumbra invernal del mercado de Santo Tomás. El herrero está acostumbrado a fraguar suvenires de hierro forjado. Este es uno de los más de cien puestos y tiendecitas que alinean el parque durante las semanas previas a Navidad.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

    • LA ESENCIA DE LA VIDA EN CABAÑAS

      LA ESENCIA DE LA VIDA EN CABAÑAS

      La cabaña es una institución en Finlandia. En las temporadas de vacaciones, los finlandeses acuden al campo en búsqueda de tranquilidad y relajación que ofrecen estos acogedores refugios.

    • Distrito del Diseño

      Distrito del Diseño

      Tiendas de diseño de interiores, tiendas de moda, joyerías, tiendas de antigüedades, galerías, museos, restaurantes, hoteles, agencias de diseño – de todo se puede encontrar en el Distrito del Diseño de Helsinki.

    • I wish I was
      in Finland

      – Recibe novedades de primera mano y noticias en nuestro grupo de Facebook.

Helsinki, la ciudad de la Navidad

Las primeras nieves abundantes suelen llegar a tiempo para la Navidad en la capital finlandesa, cubriendo la ciudad de blanco y creando un ambiente adecuado para las fechas. Las luces navideñas de Aleksanterinkatu y el bullicio de los compradores en el mercado de Santo Tomás irradian una calidez de lo más reconfortante.

Puede que el sol no quiera alzarse mientras el invierno comienza a apoderarse de Helsinki, pero el aroma a glögi (ponche caliente de vino con especias) y los adornos de los escaparates alegran el alma a medida que la Navidad se aproxima.

En Finlandia, se celebra la “pequeña Navidad” antes de la auténtica

La fiesta en sí se celebra tranquilamente en familia, pero la ciudad aprovecha al máximo el anticipo que suponen las fiestas de pikkujoulu (“pequeña Navidad”) en bares y restaurantes. Puede que el mercurio del termómetro se precipite a diez bajo cero, pero el ambiente es de cálida camaradería.

Incluso cuando las temperaturas se desploman, las tiendas y los restaurantes rebosan calidez, y los edificios finlandeses se equipan para expulsar hasta la escarcha más resistente. Si a la mezcla le añadimos recitales de villancicos en las iglesias, cuesta creer que Helsinki no se fundara con el propósito concreto de celebrar la Navidad.

 

Categorías:
,
Helsinki

Comparada con las principales metrópolis, el ritmo de Helsinki es tranquilo y relajado. La mayoría de las atracciones turísticas y los lugares de interés de la ciudad se encuentran a poca distancia andando unos de otros.

Más
Services in the area
Más del directorio