Pasi: el cuidador de huskies

Enamórate de la naturaleza invernal: podría cambiarte la vida por completo.

Pasi Ikonen es un ejemplo excelente de lo que puede hacer la atracción de Laponia, para bien o para mal; según se mire. Las jornadas laborales de nueve a cinco en el centro de Londres quedaron muy atrás cuando Pasi y su mujer inglesa Anna se mudaron a Enontekiö, en plena naturaleza. En cuanto se hubo asentado, la pareja compró decenas de perros y comenzó a dirigir una granja de huskies. Y eso sin que ninguno de los dos tuviera ningún tipo de conexión local ni experiencia con perros de trineo. La llamada de la vida en el Ártico fue tan irresistible que nada importó.

Tanto Pasi como Anna tienen un pasado en deportes de riesgo, al haber competido durante años en desafiantes competiciones en parajes naturales de todo el mundo. Cuando sus carreras deportivas finalizaron, la aventura quedó en el olvido y una vida normal tomó las riendas. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que se dieran cuenta de que echaban de menos el bosque y el norte, ya que el invierno es la época del año en la que la naturaleza está en su máximo esplendor.

 

Laponia

En Laponia, toma solo unos minutos pasar del ajetreo y bullicio de los campos de esquí al de las áreas tranquilas y pacíficas de los páramos.

Laponia