La magia rural finlandesa en una cabaña de invierno

Para experimentar verdaderamente Finlandia, tienes que salir de la ciudad. Es por eso que los finlandeses se dirigen a sus cabañas tanto en invierno como en verano y ¡tú también deberías hacerlo! En verano, estos escondites finlandeses son un oasis de relajación, sauna y natación. El invierno ofrece sus propias actividades únicas como el esquí, la natación en el hielo, el trineo – todas con un hermoso paisaje de fondo con un manto de nieve y hielo hasta el horizonte.

Hay una razón por la que, en promedio, uno de cada cinco hogares en Finlandia tiene algún tipo de casa de campo. Allí, realmente se puede tener todo. Relajarte, respirar en paz y silencio y disfrutar de la compañía de la familia o amigos. También puedes aprovechar un soleado día de invierno, divirtiéndote en la nieve y realizando diferentes deportes. Lo mejor es que puedes adaptar las actividades de invierno a la edad e intereses de los que viajan contigo.

Organiza tus propias excursiones de un día a través del lago congelado en esquís o raquetas de nieve. Para disfrutar de más velocidad y aventura haz un recorrido organizado en moto de nieve o un safari con perros husky apto para toda la familia. Termina el día en el calor relajante de una sauna con las auroras boreales brillando en el exterior.