• La mágica y mítica Laponia

    LAS LLAMAS DEL ZORRO

    Innumerables leyendas giran en torno a la aurora boreal. La mitología sami afirma que provienen de cuando el zorro recorría las mesetas y hacía girar la nieve con su cola, lanzando chispas hasta el cielo.

  • TONALIDADES PARA RECORDAR

    El color de las hojas otoñales, “ruska”, pinta Laponia de un esplendor pintoresco que evoca sensaciones de una melancolía armoniosa. Es la exhibición definitiva del poder y la belleza de la naturaleza antes de que se prepare, una vez más, para sucumbir al invierno inminente.

  • CABAÑA DE CURACIÓN

    El “kota”, una versión lapona del tipi, es una vivienda temporal en el interior de la cual los curanderos sami solían realizar sus rituales. Se contactaba con el mundo espiritual mediante un agujero en el techo.

  • MONTAÑA SAGRADA

    La meseta de Saana, que da a la aldea de Kilpisjärvi, es sagrada para los sami, y en su cima solían arder hogueras sacrificiales consagradas al dios supremo Ukkonen. Saana juega un papel primordial en muchos relatos lapones.

  • RAYOS DE ESPERANZA

    El retorno de la luz del sol en primavera despierta a los árboles, las plantas, los animales y las personas de su letargo, y colma todas las almas y los nevados paisajes de una renovada alegría de vivir.

  • OSCURIDAD ILUMINADA

    En invierno, la “kaamos” o noche polar envuelve Laponia en un manto de oscuridad en el que prevalece una quietud escalofriante a la par que cómodamente tranquila. La aurora boreal ilumina el cielo con su danza y sus mensajes de un mundo más allá del nuestro.

  • AL AIRE LIBRE

    Uno de los iconos de Laponia es el reno, que supera en número a los humanos en la provincia. En verano, los renos se dirigen a las mesetas para pastar en el bosque.

  • BONDADES DORADAS

    En verano, la taiga ártica se deleita con los rayos del sol de medianoche durante hasta dos meses. Las plantas y las bayas se afanan por florecer, y el sol sonríe con entusiasmo a la accidentada naturaleza que ignora por completo en invierno.

  • CIELO ENCARNADO

    Durante la “kaamos” los tonos rojizos en el horizonte crean una atmósfera sombría, pero relajante, que infunde esperanzas de un nuevo amanecer cuando el sol vuelva en primavera.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

    • I wish I was
      in Finland

      – Recibe novedades de primera mano y noticias en nuestro grupo de Facebook.

La mágica y mítica Laponia

En el folklore finés, un elemento de misterio se suele asociar a Laponia, la provincia más septentrional del país. Muchos mitos provienen de las antiguas creencias animistas de los sami, la tribu del ártico y el único pueblo indígena de Europa.

Según la mitología sami, todo tiene alma. Así, todo ser vivo e inerte tiene su propia historia. Las rocas y los árboles, los zorros y los renos, la aurora boreal del cielo y la navaja que sostiene el pastor de renos… Todos contienen sabiduría y conocimiento en su interior. Los espíritus están presentes en todo, dondequiera que uno vaya.

TIERRA DE CHAMANES

Antaño, los médicos sami predecían el destino mediante visiones. La curación, tanto física como espiritual, se practicaba mediante el chamanismo y la conexión con el mundo de los espíritus.

En Laponia, las leyendas antiguas sobreviven hasta la actualidad gracias a la tradición oral. Los viejos mitos se vieron inspirados por la entidad omnipresente que precedió al hombre y permanecerá cuando el hombre haya desaparecido: la naturaleza.

La vida en Laponia sigue el ciclo de la Madre Naturaleza, y los grandes contrastes entre las cuatro estaciones dictaminan el ritmo.

LA UNIDAD DE LA NATURALEZA Y EL HOMBRE

Poder pasear por la naturaleza sin nada salvo tus pensamientos es una parte crucial del atractivo de Laponia. La sensación de comunión con la naturaleza sigue siendo una de las más poderosas que puede experimentar el ser humano.

Como todas las experiencias espirituales, Laponia tiene que verse y sentirse; describir estados mentales nunca está a la altura de la auténtica experiencia. Las palabras no logran captar la sensación que produce estar en lo alto de una meseta observando la vasta naturaleza que te rodea… Es algo que hará que te recorra un escalofrío por la espalda.

Lapland

En apenas unos minutos puedes dejar atrás el bullicio de una estación de esquí o ciudad, y alcanzar la paz y tranquilidad de la naturaleza.

Más