• De relax en el faro

    Relájate

    El auténtico relax empieza a notarse cuando te das cuenta de que no hay mucho que puedas hacer acerca de nada. El mar mantiene el estrés a raya en el faro de Söderskär.

  • Deliciosa gastronomía

    El restaurante del faro de Kylmäpihlaja es fenomenal, y los entusiastas de la gastronomía llegan hasta aquí desde lugares dispares. El chef Tom Lindqvist y una veintena de afamadas estrellas hacen cosas a tus papilas gustativas que harán que desees perder el barco de vuelta.

  • Justo como lo imaginabas

    ¿Acaso no es Tankar el paradigma de faro clásico? Pasar la noche en la vieja casa del farero, la antigua estación del piloto o en una cabaña está bastante bien de precio.

  • Sin preocupaciones

    Hay una piscina rocosa para cualquiera que disfrute de un chapuzón tras la sauna.

  • El poderoso Bengtskär

    Bombas y granadas se han lanzado a este faro, y las batallas se han librado aún en su interior. Se sigue viendo mucha acción en estos días, pero es sólo la variedad pacífica.

  • Medita un instante

    La iglesia de madera de los pescadores en la isla del faro de Tankar está adornada con pinturas antiguas únicas. Algunos de los nombres grabados en sus bancos y paredes datan del siglo XVIII.

  • Aves

    La isla del faro de Kylmäpihlaja forma parte del parque nacional del mar de Botnia, en el que abundan las aves. Es fácil pasar varias horas simplemente paseando mientras observas pájaros y disfrutas del entorno tranquilo, en el que el estrés no existe.

  • Isla idílica

    La isla de Tankar es típica del archipiélago finés: rocoso y escarpado, a la par que verde y adorable.

  • Más allá

    Contemplar la puesta de sol en Kylmäpihlaja calma y fortalece. Por extraño que parezca, meditar sobre tu trascendencia ante fuerzas tan grandes como el mar y el sol es una sensación muy tranquilizadora.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

    • Cuatro estaciones en el archipiélago finlandés

      Cuatro estaciones en el archipiélago finlandés

      Si el archipiélago finlandés y la extensa costa Báltica le hacen pensar en hermosos días de verano llenos de navegación y canotaje, está definitivamente en el camino correcto. Pero la costa finlandesa le invita para grandes experiencias a lo largo del año.

    • I wish I was
      in Finland

      – Recibe novedades de primera mano y noticias en nuestro grupo de Facebook.

De relax en el faro

Escápate a una isla apartada, disfruta de comida de calidad y de la sauna, y escucha el rugido del mar. Ha llegado el momento de descubrir la increíble paz interior que solo puede ofrecer una noche en un faro.

La mayoría de faros de Finlandia se han automatizado, pero por fortuna no se han abandonado, y muchos de ellos ahora sirven de destino turístico, con restaurantes y alojamiento. Su ubicación distante garantiza a los visitantes paz y tranquilidad, con la única excepción del rumor del mar.

El faro de Kylmäpihlaja, una perla frente a la costa de Rauma

Construido en 1953, este faro es uno de los pocos de Finlandia que tiene habitaciones en la torre misma, y se halla a solo una travesía en barco de 45 minutos del continente. Esta encantadora islita también agradará a los amantes del buen comer, ya que su exquisito restaurante ya vale la pena la visita por sí solo.

Para quienes pasen la noche en el faro, una experiencia obligada consiste en meterse en una sauna humeante, seguida de una bebida refrescante en los acantilados. Sin embargo, ver el sol ponerse lentamente en el horizonte con las aves como única compañía es una experiencia casi de cine.

El faro de Tankar vela por la costa de Kokkola

La pintoresca isla de Tankar está salpicada de cabañas veraniegas tradicionales finesas que los lugareños aún utilizan. Un servicio diario de barco permite a los visitantes disfrutar del cálido ambiente y de la sopa de salmón que se sirve en la cafetería-restaurante familiar.

Recomendamos encarecidamente recorrer el sendero natural, visitar la acogedora y pequeña iglesia de madera del siglo XVIII y explorar el museo sobre la caza de focas. El faro en sí, edificado en 1889, tiene la forma y el estilo típicos, y es perfecto para fotografiarlo.

Bengtskär, el histórico faro de Hanko

Uno de los faros más conocidos de Finlandia, Bengtskär cumplió cien años en 2006. Es el faro más alto de los países nórdicos y tiene una gran riqueza histórica, por lo que hacer una visita guiada es prácticamente obligatorio.

El majestuoso faro de ladrillo lo ha resistido todo: guerras, condiciones extremas y décadas de deterioro… hasta que fue restaurado en 1995. Los servicios de turismo los lleva una familia; el restaurante ofrece platos tradicionales locales, mientras que las seis habitaciones de los cuidadores del faro hacen las veces de alojamiento.

Söderskär, en el archipiélago de Porvoo

Al faro de Söderskär, de 150 años de antigüedad, se accede mediante tres cruceros a la semana desde el centro de Helsinki. Situado en medio de una reserva natural, está prohibido aterrizar en la isla para proteger a raras especies de aves marinas. Sin embargo, las visitas guiadas son una excepción.

Los excursionistas que pasan el día aquí pueden disfrutar de la cafetería y de las visitas históricas, mientras que los que pasen también la noche pueden alojarse en la suite de la torre del faro, con una decoración antigua. La sauna de leña, construida en 1876, es otro atractivo que sin duda no deberías perderte.

 

 

 

En Finlandia hallarás

180.000 islas
188.000 lagos
475.000 cabañas de verano
1,8 millones de saunas
37 parques nacionales

Ver más