• Naturaleza salvaje en bicicleta

    La carretera sin asfaltar que va cuesta abajo desde el Hotel Iso-Syöte ofrece la ocasión de tomar velocidad… por no hablar de volar por los aires.

  • Además de las rutas tradicionales por el bosque, también hay rutas más urbanas.

  • Las vastas zonas cenagosas ofrecen un gran reto al ciclista todoterreno.

  • Las rutas de Iso-Syöte están claramente señalizadas.

  • Anninkoski también puede cruzarse al modo tradicional: con la bici al hombro y las botas en la mochila.

  • Además de las rutas tradicionales, Iso-Syöte también ofrece libertad para ir a tu aire, siempre y cuando recuerdes respetar las normas del parque nacional.

  • Los senderos de Iso-Syöte son terrenos pedregosos que presentan un buen reto incluso para los ciclistas más experimentados.

  • Las rutas de Iso-Syöte son especialmente adecuadas para gente que ya haya practicado bastante ciclismo de montaña.

  • La paz y la tranquilidad del campo, hasta donde alcanza la vista.

  • Los ciclistas a menudo se cruzan con la “población indígena”.

  • La cima de la meseta de Iso-Syöte es el comienzo perfecto para un día de ciclismo de montaña alrededor de este precioso y accidentado paisaje.

  • Recomendado

    Puede que también te gusten estos artículos:

Naturaleza salvaje en bicicleta

Pudasjärvi, en la frontera entre Laponia y la región de los mil lagos finlandesa, es donde encontrarás las mesetas más meridionales de Finlandia, Iso-Syöte y Pikku-Syöte.

Desde aquí aún hay que recorrer otros 150 kilómetros para llegar al círculo polar ártico, donde empieza “oficialmente” Laponia. Syöte, que significa “bendita” en el antiguo idioma sami, se conoce principalmente por la estación de esquí que recibe las mayores nevadas de Finlandia. También es el destino que atrae a cada vez más turistas veraniegos al año, en parte gracias a su excelente terreno para practicar ciclismo de montaña.

Rutas variadas

Las rutas de ciclismo de montaña de Syöte son adecuadas para todo el mundo, siempre y cuando no se te caigan los anillos a la hora de echarte la bici al hombro para cruzar arroyos ni para ascender las colinas más empinadas. Sin embargo, disfrutarás al máximo de los senderos si ya te apasiona el ciclismo de montaña. Hay muchas pendientes, y el terreno varía de roca desnuda y tierra arenosa y ondulante, hasta bosques de viejos abetos con raíces de árboles y colinas de gravilla; perfecto para darlo todo. Por supuesto, en las mesetas siempre hay ocasión para dejarte llevar cuesta abajo, siempre y cuando la suspensión de tu bici lo aguante… y tus nervios también.

Terreno cenagoso

Los pantanos son característicos de la zona de Syöte. Una cuarta parte de la superficie del parque nacional son zonas pantanosas, ciénagas o marismas de varios tipos, incluso en colinas a 300 metros por encima del nivel del mar. Cruzar las marismas sobre emparrillados le da incluso más emoción a practicar ciclismo por este espectacular paisaje. No encontrarás nada a este nivel en ningún otro lugar de Finlandia.

80 km a pedales

El accidentado paisaje del Parque Nacional de Syöte contiene casi 80 kilómetros de rutas para practicar ciclismo de montaña. Hay tres senderos principales de 17 km, 25 km y 36 km de longitud. Son fáciles de recorrer, ya que la ruta está indicada en los árboles con pintura rosa, y hay varios lugares para hacer una pausa durante el camino. Las tres están interconectadas, de manera que se pueden planificar rutas flexibles; puedes ir adonde te lleve el viento.

LaPONIA

Los contrastes son un factor clave en el encanto de Laponia. El bullicio de las ciudades y las estaciones de esquí se encuentra a solo unos minutos de la paz y la tranquilidad del bosque.

Más