Travesías sobre hielo

Más de mil kilómetros de costa y casi 200.000 lagos convierten a Finlandia en un país rico en agua. Cuando las aguas se congelan, los patinadores sobre hielo afilan las cuchillas de los patines y salen al aire libre.

Hace décadas, en el archipiélago finés, patinar de isla a isla era una forma de desplazarse y visitar a los vecinos en invierno. Hoy en día, patinar es una actividad al aire libre muy popular, además de un modo estupendo de disfrutar de las vías fluviales heladas y de preciosos paisajes.

Aunque patinar es una actividad totalmente segura, puede conllevar sus riesgos para quien no esté familiarizado con el terreno y las condiciones naturales. Participando en travesías guiadas te asegurarás de no tener que preocuparte por los riesgos a la seguridad y podrás centrarte en pasártelo de vicio al fresco aire libre nórdico. A menos que seas un patinador con mucha experiencia y conozcas bien la ruta que emprenderás, sal siempre al hielo con un guía. Nunca, bajo ninguna circunstancia, salgas en solitario.