La explosión del color en otoño

El color de las hojas otoñales, o ruska, para la gente local, es un fenómeno natural espectacular que pinta los paisajes del norte de tonos intensos y suaves. Cubierta de bosques y páramos, Finlandia es un destino ideal para admirar paisajes otoñales.

El marcado contraste entre las cuatro estaciones del año es la principal características del ciclo natural anual en Finlandia. El color de las hojas otoñales sirve como una especie de mensajero; lanza al aire un adiós melancólico a los largos días de verano, y actúa como recordatorio del sombrío y frío invierno que acecha a la vuelta de la esquina.

El momento álgido de la estación del año dura apenas un par de semanas. El período varía de año en año, pero el último tramo de septiembre suele ser una apuesta segura (en Laponia) al planificar un viaje. La temporada del “ruska” es popular entre los fotógrafos. La variedad de árboles de hoja ancha y las coníferas, así como las bayas y el musgo del suelo proporcionan una variedad de increíbles tonos verdes, castaños, azules, rojos y amarillos que merecen la pena capturar en imágenes.

 

Laponia

En Laponia, toma solo unos minutos pasar del ajetreo y bullicio de los campos de esquí al de las áreas tranquilas y pacíficas de los páramos.

Laponia