Vida familiar en el archipiélago

¡Ten cuidado! Si sueñas con pasar los veranos en el archipiélago finlandés, tu fantasía se te puede ir de las manos. Eso es lo que les pasó a Henri y Riitta Talvitie. Sus vidas cambiaron completamente cuando descubrieron una vieja tienda del pueblo que estaba en venta. Eso fue todo lo que necesitaron. Incluso un incendio que arrasó su recién renovado edificio no fue capaz de romper sus sueños.

También en Finlandia mucha gente de la ciudad sueña con mudarse al campo. La idea de escapar del ajetreo de la gran ciudad a un refugio de belleza natural es lo más importante de las vacaciones de verano. Henri y Riitta pasaban sus veranos en la casa de campo de sus padres en el suroeste del archipiélago. La pareja empezó a pensar en poner un café de verano que les permitiera pasar toda la temporada de sol en esta isla paradisíaca. El sueño se hizo realidad más rápido de lo que Henri había podido imaginar.

“En la aldea de Nagu, había una vieja tienda. Nos preguntábamos a menudo si podríamos llegar a dirigirla. Un domingo de 2012, mientras navegaba por la web en busca de anuncios de casas en venta, vi que este lugar aparecía en la lista. Inmediatamente hicimos nuestra oferta y nunca nos hemos arrepentido”.

Archipiélago y costa

Varias ciudades, antiguas aldeas de madera, 40.000 islas, mansiones históricas e iglesias de piedra, faros, parques nacionales que se extienden sobre la tierra y el mar, ferris que unen islas, además de una gran variedad de fauna y vida marina, resumen en pocas palabras el espíritu de las zonas costeras y el archipiélago de Finlandia.

Archipiélago y costa